jueves, 13 de marzo de 2014

Reflejando a Maestros... Las resistencias, fuerzas contrarias al cambio.

LAS RESISTENCIAS, FUERZAS CONTRARIAS AL CAMBIO

"En algún momento de nuestra vida escuchamos la “llamada” para realizarnos, pero una pared de resistencias se opone a nuestro avance, como una bestia que nos frena. En ese momento necesitamos encontrar a una figura que actúe como maestro/a que nos abra una puerta en esa muralla defensiva que es el árbol genealógico. "

"También podemos dejarnos conducir por un experimentado arbolista que sin duda nos facilitará el proceso y sabrá cómo trabajar con nuestras resistencias para desarmarlas. El arbolista es un conocedor de los símbolos que se emplean en las diferentes culturas y tradiciones. Señala las cosas que ve y marca el camino, pero es el consultante quién ha de realizar el esfuerzo por sanarse, nadie lo puede hacer por él. Recordemos que aunque un maestro pueda indicar dónde está la puerta, somos nosotros los únicos que podemos cruzarla."
 ----------------------------------------

¿Tienes un problema?. Quizás la causa esté perdida en tu árbol genealógico. ¿Te atreves a buscarla?. ¿Te atreves a saber?. ¿Te atreves a sanar?...

Si es así,  escribe un correo explicando el problema a:
  buscadordecausasperdidas@gmail.com

Y recuerda... Para sanar una profunda herida hay que llegar hasta ella.

jueves, 6 de marzo de 2014

Didier Dumas... Fantasmas y Ángeles.


Estracto de una entrevista a este gran "chaman"...

Los fallos de los padres se transmiten obligatoriamente.

El bebe vive en una psique comunitaria. La psique individual se construye hacia los 3 años, cuando el niño descubre que lo que ve no es lo mismo que ve su madre y adquiere la facultad de mentir.

El taoismo, la acupuntura y el chamanismo se preocupan por los muertos; es decir, por nuestros familiares, seres queridos, amigos o antepasados que están "mal muertos" y que, de un modo u otro, siguen mortificándonos.

Preocuparse por los muertos que no pueden continuar su camino es una tarea de higiene mental.

Estamos repletos de angustias y duelos no expresados que provocan problemas que sólo los "médicos" que trabajan con las "energías" parecen saber curar.


EL fantasma es una patología del inconsciente que se trasnmite de inconsciente a inconsciente en relaciones de filiación". Nicolás Abraham

El fantasma suele ser un traumatismo transgeneracional relacionado con el sexo o con la muerte, que se trasmite bajo la forma de secreto de familia.

El fantasma no es un antepasado mal muerto que hace cosquillas en los pies a sus descendientes, sino una estructura emocional, familiar o colectiva, que simula que "no lo hemos enterrado". 

Es peligroso, psicologicamente hablando, "entrevistar" a un niño menor de 7 años sin sus padres.

Los niños sicóticos sólo trabajan una cosa: el pasado genealógico de su familia, del que estudian incansablemente el inconsciente. Todo parte de los procesos mentales de origen, de bebe.

La enfermedad de los antepasados es ineludible en el trabajo con niños "locos".

Para un niño, saber que ya existía en el deseo de sus padres antes de nacer, es muy importante.

Nuestra vida interior, es la actitud psíquica con la que nuestros padres nos hicieron, conscientes e inconscientes, pronunciadas o no.

En la Biblia, en el Génesis, Dios se define como la instancia responsable del hecho de que los padres se trasmitan a las siguientes 3 ó 4 generaciones. La vida es orquestada por un ciclo de 3 generaciones.

Cuando alguien muere, sin que un trabajo de duelo le haga llegar a las puertas de la gran luz, entonces se crea, entre el muerto y los vivos, esta entidad relacional que llamamos fantasma.

Nunca nos preocupamos por los muertos excepto cuando los vivos los retienen encerrados inconscientemente en sus estructuras emocionales, y no lo lacemos si no nos lo piden.

La muerte no es un proceso instantaneo de un estado a otro, sino un proceso que requiere mucho tiempo. No todos los órganos mueren a la vez. En el plano espiritual sucede lo mismo. Los chamanes lo considerean un conjunto de varios envoltorios o cuerpos sutiles que no están todos destinados a acompañar al alma hacia la gran luz. Después de separarse del cuerpo físico, el difunto tiene que deshacerse del 1er. envoltorio, llamado el cuerpo etérico, parte de nuestra constitución psíquica que compartimos con los animales y que se debe devolver dando las gracias por habernos alimentado en vida.

En el chamanismo se trabaja sobre los 3 primeros cuerpos "sutiles" no visibles, que son los que determinan la conciencia. Un cuerpo es un conjunto de elementos de la misma naturaleza, delimitado por una frontera. Los 3 cuerpos mencionados son:
Cuerpo vacío: constituido por multitud de partículas virtuales. La acupuntura actúa sobre este cuerpo. Con la muerte, uno se debe desprender de él, para poder llegar a la gran luz.
Cuerpo astral: es el envoltorio mental que permite, con la ayuda del pensamiento, proyectarse. En la mística judia, es el vestido del alma, la memoria de la vida terrestre en la que se envuelve el muerto al partir. También llamado cuerpo emocional. Es a bordo de este cuerpo donde nos embarcamos hacia el mundo de los sueños o la otra realidad, en la que los chamanes evolucionan.
Cuerpo de sentido: es la "construcción" del individuo o del yo. El hecho de ser capaz de desplazarse sólo, después de la muerte, sin la ayuda de un chaman, depende de la calidad de dicha construcción. Es la estructura que hace de nosotros seres comunitarios, el cuerpo que organiza nuestras relaciones con los demás, permitiéndonos ahondar en ellas y evolucionar.
En una muerte reciente hay que ayudar, a la persona que hace una consulta, a asumir un trabajo de separación. ¡Si no es ella la que decide hacerlo no conseguimos nada!. Si se trata de un antepasado lejano, podemos guiar a esta persona para indicarle el camino. Si no puede hacerlo sóla, podemos hacerlo por ella. El objetivo es permitir que el antepasado, inmovilizado en las estructuras terrestres del espítiru, encuentre su camino hacia la Gran Luz. 

Los chamanes acompañan el viaje del alma 49 días a partir del momento en que abandona el cuerpo terrestre

Los niños sicóticos tienen un acceso natural a la otra realidad. El hecho de que no lleguen a adaptarse a la nuestra suele ser compensado con todo tipo de dones sobrenaturales. Y si no creen en la muerte es porque la mayoría, al igual que los chamanes, tienen la capacidad de entrar en contacto con los muertos. 


Los muertos, si les "avivamos" pensando en ellos, pueden ayudar mucho a los niños autístas.

Nos pasamos la vida "luchando" contra la muerte, respirándo continuaménte. Pero todo el mundo, a nivel inconsciente, se creé inmortal.

No existen palabras ni pensamientos para explicar cómo vivimos la muerte.

El chamanísmo es una vía orientada hacia la búsqueda de información que permita mejorar nuestra vida. Ello implica un trabajo inteso en uno mismo, a través del cual, uno debe encontrar sus propias herramientas y adoptar su camino.

Es imposible llegar a las profundidades del espíritu si no es hablando con uno mismo.

El chamanismo es más apropiado que el psicoanálisis para los que sufren problemas sicóticos.

El psicoanálisis accede a la psique originaria analizando los sueños. El chamanismo lo hace a través del trance o viaje astral y dispone de un saber más antigüo, la clínica de los antepasados mal muertos

La muerte no modifica demasiado el espíritu. Los que se suicidan, a menudo quedan prisioneros de lo que les ha llevado a quitarse la vida, se quedan en "el infierno".

Muchos de nuestros antepasados, con muerte traumática, están "pegados" a las últimas imágenes de su vida terrestre, y esto requiere el redescubrimiento o la actualización del acompañamiento de los muertos.

Tenemos que considerar a los niños como maestros. Los niños que saben que tienen una enfermedad incurable han recibido "un regalo", un desarrollo mental muy superior a la media y una gran sabiduría espiritual ante la muerte.
...

----------------------------------------

¿Tienes un problema?. Quizás la causa esté perdida en algún lugar de tu interior. ¿Te atreves a buscarla?. ¿Te atreves a saber?. ¿Te atreves a sanar?...

Si es así,  escribe un correo explicando el problema a:
  buscadordecausasperdidas@gmail.com

Y recuerda... Para sanar una profunda herida hay que llegar hasta ella.